Tuppersex (para maduritas)

Escrito el 10 de junio de 2014 por .

Y por maduritas no nos referimos a las MILF. Nos referimos a esas mujeres que han forjado la continuidad de su estirpe con la tercera generación. Sí, las abuelas. Esos individuos entrañables que hacen croquetas y se ruborizan al escuchar la palabra pene. Bingo. Señores, si a vuestras abuelas les gustan los chistes verdes pero empiezan a contarlos bajitos para que nadie les oiga, es que son carne de Tuppersex.

¸ Josep Aznar_TUPPERSEX_06

La obra de Edu Pericas vuelve al centro de Madrid para pasarse una temporada en el Nuevo Teatro Alcalá (zona de Goya). El planteamiento es muy bueno: el espectador supuestamente ha ido a recibir un curso de vendedor de Tuppersex. A la petarda de la profesora corporativa y repipi (Elena Fortuny) se le cae el mundo a los pies -a los tacones- cuando aparece la sustituta de la sexóloga con la que imparte el programa (Gretel Stuych). Ella es la antítesis del couching, la mujer que hace los  chistes y cuenta las anécdotas picantes, ataviada con un atuendo ejem- impresionante.

¸ Josep Aznar_TUPPERSEX_15

El quid de la cuestión es la relación que pese a las adversidades obvias desarrollan entre sí las protagonistas. Un pequeño periplo entorno a la peluquería de la choni-nueva-sexóloga que llega al clímax cuando entre rulos la “señorita” empieza a confesarle sus líos amorosos a la esteticien. Por eso, señores del siglo XXI que solo van a la peluquería cuando es estrictamente necesario, esta obra es para maduritas: porque solo ellas entienden la relación fraguada a chismorreos que se tiene con la peluquera del barrio.

¿Dónde? Sala 2 del Teatro Nuevo Alcalá (Calle de Jorge Juan, Metro Príncipe de Vergara).

¿Hasta cuándo? Hasta el 6 de Julio. Hasta el 19 de octubre.

¿Por cuánto? Por internet no llega a 12 euros.