Todavía hay tiempo: Hopper en el Thyssen

Escrito el 28 de agosto de 2012 por .
Esquina de Nueva York

La exposición de Edward Hopper en el Museo Thyssen-Bornemisza ha sido, sin duda, una de las más exitosas de lo que va de año. Es, porque todavía se puede disfrutar del recorrido por la enorme obra del pintor neoyorquino. Hopper es el autor de alguna de las obras artísticas más icónicas del siglo XX, es uno de los grandes, y el homenaje que recibe en el Thyssen está a la altura. Si pasáis por la puerta del museo veréis las enormes colas para la exposición (incluso entre semana por la mañana), así que si vais a ir, que deberíais, armaros antes de paciencia. Como os decimos, hay tiempo, hasta el 16 de septiembre.

Desde el puente de Williamsburg

La expo se conforma sobre dos ejes bien diferenciados. El primero de ellos se centra en el periodo de formación de Hopper, mostrando las primeras obras que empiezan a deslumbrar el que sería su estilo, como Esquina de Nueva York (1913) o Soir bleu (1914), que ya empieza a descubrir su talento. Además, se recogen algunas de las obras de los artistas que le influenciaron en esta etapa de formación. El segundo eje nos lleva a épocas más maduras de su obra, cuando algunos de sus motivos clásicos (gasolineras, carreteras, restaurantes) están ya arraigados en su pintura. Además, de esta época son sus retratos de interior, alguno de los cuales se convirtieron en sus obras más internacionales, como Habitación de hotel (1931) o Sol de mañana (1952).

Sol de la mañana

La exposición Hopper se puede visitar hasta el 16 de septiembre. Los horarios son de martes a sábado, de 10.00 a 23.00 horas, y los domingos y lunes de 10.00 a 19.00. La entrada cuesta 10 euros, pero hay descuentos que podéis consultar aquí (y mucha más información). El aforo es limitado, así que ojo. Además, es recomendable sacar la entrada por internet para ahorrarse colas y esperas.