The Passenger

Escrito el Lunes 04 de enero de 2016 por .

The Passenger (2)

A todos nos ha pasado. Salir de cenar con los amigos y buscar un sitio donde tomar una copa pero que no sea directamente una pista de baile, pero que a la vez tenga ambiente festivo. Por suerte, en Madrid en los últimos años han aparecido numerosos locales de este tipo, especialmente al abrigo de la moda de los gintonics. Buenos y bonitos locales, sin agobios pero con gente, con buena música, y con buena bebida. Cócteles bien hechos y copas de las que no te arrepientas al día siguiente, ni por precio ni por calidad.

The Passenger (1)

The Passenger es todo eso. Una de las mejores coctelerías de Madrid y uno de los focos de atracción de la concurrida Calle Pez. Situada en el número 16 de la calle (mira cómo se llega en transporte público), desde fuera no te asombrará, pero por dentro te atraerá. Porque su cuidada decoración, simulando un vagón-restaurante de tren de comienzos del Siglo XX, es uno de sus puntos fuertes. Paredes de madera, acabados elegantes, una vistosa y amplia barra, sillones de cuero, altillos para maletas y unas enormes pantallas en las que vemos las ciudades y los campos pasar en nuestro recorrido. Por supuesto, recrean un tren, por lo que la amplitud brilla por su ausencia. La música va de las tardes llenas de soul y jazz a las noches llenas de pop y rock de siempre, moderneces musicales o house.

The Passenger (4)

Pero The Passenger no es solamente un envoltorio bonito. Es un lugar fantástico para tomarse unas copas con los amigos, mientras tratáis lo divino y lo humano y os echáis unos bailecitos improvisados cuando el dj empiece a venirse arriba. Sus cócteles (8 euros) se cuentan entre los mejores de la zona y tienen una carta de treinta combinaciones, con alcohol y sin alcohol. Si eres de copa más sencilla, este también es tu sitio. De todas las grandes bebidas (ron, whisky, vodka, ginebra y tequila) tienen una generosa variedad de marcas, desde las más comerciales a algunas muy exclusivas. Por eso los precios de la copa pueden oscilar de los 7 a los 15 euros, según tu paladar. Pero siempre son copas de calidad bien servidas en sus copas de balón.

The Passenger

Ah, de vez en cuanto tienen a cantautores tocando en directo. Y es un sitio propenso al afterworking tomarse algo al salir del trabajo, ya sean cervezas o cafés, con algunas opciones de picoteo como los nachos, snacks y tablas variadas.