Shukran y su cocina libanesa

Escrito el 20 de diciembre de 2013 por .
Shuk1

El Shukran era uno de los locales que llevaba en mi lista de sitios a visitar desde hace mucho tiempo. Hoy ya no está.

Shukran es un local que se define como comida mediterránea especialista en la libanesa. A mí ya sólo por eso me apetecía probarlo, la verdad. El Shukran Resturant & Lounge Bar es un local de decoración bastante minimalista para el estilo gastronómico del que se trata. Su local de Sanchinarro (Calle Americo Castro 7, Metro Ligero Blasco Ibáñez) tiene un mobiliario propio de un sitio mucho más moderno que sólo denota el aire libanés en las cachimbas que decoran el local. El espacio interior es discreto y pequeño, con mesas altas más ideales para el picoteo. Para comer más reposado está su generosa terraza, con estufas y calefacción en invierno, y aire fresco en verano.

shuk2

Y lo que interesa, la comida. Yo elegí probar un poco de todo. Uno de los entrantes fue un plato de kebbe (6,75 €), tres bolas de carne con piñones con salsa tahina para mojar. Estaban fantásticos. Luego elegí el hommos, que es abundante incluso siendo una media ración (3,80 €). Y con 8 panes de pita para acompañar (que cobran aparte y eso no lo señalan, quizás la única pega). El hommos da de sobra como entrante para tres personas. Cómo será la ración completa. Eso para empezar. Luego, como plato elegí el roll mixto con pan de pita crujiente, salsa tahina, lechuga, tomate y carne de ternera y pollo desmigada. El tamaño justo para no ser abrumador pero sí para dejarte muy satisfecho. Y además estaba bastante bueno, aunque sin ser espectacular. El precio de 4,95 euros es muy bueno. Para beber tienen cerveza brabante y unos cuantos vinos para elegir.

Shuk3

Los postres te los presentan y explican en el momento, con muestras para saber lo que pides, un toque genial. Elegí una Konafa de queso (4,70 €). Una masa hecha con leche y a la que se le añade queso. Estaba realmente bueno que, eso sí, llena bastante, así que compartir si podéis. Y luego tomé un té moruno, verde y con hierbabuena, el remate perfecto. Además, escanciado elevando la tetera como es tradicional. Todo está muy adaptado a la papila gustativa española, pero sin nunca renunciar a la esencia y la gastronomía libanesa que les mueve. El servicio atento y eficaz, gente joven y muy maja. Constantemente con una sonrisa en la cara y ayudando en todo. Un placer. Todo esto unos 20 euros, pero pensad que no iba compartiendo, y daba para ello.

shuk4

Shukran tiene otros dos locales en Madrid, uno en la Casa Árabe de la calle Alcalá y otro de corte más express frente a la Plaza de Toros de las Ventas. Por si no vivís o trabajáis cerca de su local fundacional de Sanchinarro. Además, servicio de take away y de catering para eventos especiales.