Ran Ran Tei, ramen casero junto al Bernabéu

Escrito el Martes 09 de enero de 2018 por .
Ran Ran Tei, ramen casero junto al Bernabéu

El perfecto menú del día del Ran Ran Tei.

Antes de nada, llámalo Ran Ran Tei o Ramen Ya o incluso RunRunT. Incluso en Facebook les podéis ver como Guenkotsu Ramen. Da igual, es todo lo mismo: un local que los fans del ramen en Madrid deben probar. Yo lo descubrí por una mezcla de casualidades: estoy sumergido en una fiebre ramen y trabajo relativamente cerca como para poder pasar a comer por allí. Ran Ran Tei ya es uno de mis favoritos en Madrid porque, además, desprende el encanto de la sencillez y lo casero. Pudiera ser que no sean los mejores ramen de Madrid, pero están increíblemente buenos, y tienen unos precios geniales. Así que somos fans.

Ran Ran Tei, ramen casero junto al Bernabéu

Un ramen de miso de 360 gramos.

Un poco de situación. Ran Ran Tei es la sucursal madrileña de Runrunt, una marca que cuenta con tres locales en la ciudad japonesa de Nagoya, y con uno en China, en Shanghái. Viva esta globalización. Aquí al mando tenemos a unos dueños japoneses que, si bien no hablan demasiado español, son pura amabilidad y atención. Y esfuerzo, porque se les puede ver al acercarte al mostrador trabajando duro en su pequeña cocina para preparar las comandas.

Ran Ran Tei, ramen casero junto al Bernabéu

El de soja en formato menú.

Cosas muy importantes sobre Ran Ran Tei. Lo primero, tiene un puntito decadente (algunos podrían decir cutre) ante el que no hay que echarse atrás. Es un local muy sencillo en La Esquina del Bernabéu (Calle Padre Damían 1, mira cómo llegar en transporte público). Por fuera es un típico restaurante de centro comercial, con unas 8 mesas pequeñas y un par de barras largas en las paredes. Un pequeño mostrar en el que pedir y recoger la comida, y unos estantes en los que dejar tu bandeja al acabar. Tanto es así que si quieres ir al baño deberás usar los del centro comercial, que por cierto es de los más decadentes de Madrid y que no sabemos cuántos años o meses de vida tiene por delante.

Ran Ran Tei, ramen casero junto al Bernabéu

La pequeña cocina.

Lo de comer. En Ran Ran Tei el plato es el ramen casero de estilo Yokohama Ie Kei. Lo que hacen aquí es un ramen de fideos gruesos elaborados por ellos mismos con caldo tonkotsu hecho con huesos de cerdo que no queda especialmente grasiento. A partir de esa base, en Ran Ran Tei te ofrecen tres opciones diferentes: con sésamo y sal, con salsa de soja o con miso. Cada uno lleva sus toppings propios, pero puedes añadir los que tú quieras al que hayas elegido. Los tres los hemos probado y los tres son maravillosos. Tienen un sabor delicioso e intenso, pero en ningún momento los recuerdo como “pesados”. Además, tienes dos opciones de tamaño: los de 240 gramos cuestan 8 euros y los de 360 gramos cuestan 10 euros. El tamaño mediano ya sacia, pero si vas con hambre atrévete con el grande.

Ran Ran Tei, ramen casero junto al Bernabéu

Anatomía de un ramen.

Pero quizás la mejor idea que puedes tener si vas al Ran Ran Tei es tirar de su menú del día, con un atractivo precio de 12,50 euros (en ocasiones, cuando les da por hacer promociones, puede ser incluso menos). Si eliges el menú del día vas a tener un ramen de 240 gramos a elegir, un entrante de 5 gyozas, una ensalada para abrir boca, una bebida y un yogur con melocotón de postre. Es una opción genial en la zona. Y por si acaso te quedas con hambre en la carta tienes unos cuantos platos japoneses para picar algo más: brochetas de pollo yakitori, edamame, pollo frito karaage, o bolitas de pulpo takoyaki. Todas estas tapas entre 3 y 5 euros.

Ran Ran Tei, ramen casero junto al Bernabéu

Local con un toque decadente.

Por último, es muy importante que sepas que en Ran Ran Tei todo tiene un límite. Tienen un horario muy corto: sólo abren de lunes a sábados de 13 a 16 horas. Además, la cantidad de producto que preparan cada día es limitada, y si por lo que sea se les acaba te podrías quedar sin ramen. El local siempre tiene gente, aunque no siempre suele estar lleno al completo. Muchos de sus visitantes son turistas, de todos los países, que vienen de visitar el Santiago Bernabéu y que acaban comiéndose un buen tazón de ramen.