El Ojalá, la playa chill out de Malasaña

Escrito el 02 de diciembre de 2019 por .

El Ojalá es un restaurante situado en el barrio de Malasaña, a pocos pasos del metro Tribunal. En concreto en la Calle de San Andrés, 1. El Ojala es ideal para los que buscan un sitio original y a buen precio, pero sobre todo con disponibilidad en horario, variedad en la carta, y con una decoración atractiva. El Ojalá está abierto desde pronto por la mañana para tomar el desayuno, a tarde por la noche para cenar y recenar. 

Ojalá

El Ojalá es un sitio tranquilo y cómodo. Su especialidad son los desayunos, y puedes tomar su brunch más allá de la hora normal de los brunchs. Mucha gente desconoce la existencia de este restaurante, a simple vista en la calle no parece un sitio destacable. Pero cuando entras la impresión es otra, y su sotano guarda más sorpresas aún.

Ojalá

Hablamos de un restaurante íntimo, con dos pisos, WiFi, una variedad de platos para comer y postres originales. Pero también es ideal para tomar un café, un cappuccino o un simple chocolate. O un batido, o un zumo o un smoothie. Está ambientado en lo que llamaría un estilo «moderno antiguo»: las mesas, la decoración en las paredes, la barra. Y nunca te imaginarías lo que en la segunda planta puedes encontrar.

La sorpresa del Ojalá

El sotano del Ojalá es famoso por su exclusiva zona que todo el mundo puede disfrutar. Un espacio chill out cubierto de arena de playa. Con mesas bajas, cojines y a la luz de unos farolillos que te hacen sentir «en casa». Luces tenues con colores en las paredes e incluso un proyector reproduciendo una película en mitad de la pared. Íntimo y a cubierto de la vida de la ciudad. Los camareros siempre rondan la zona y no tienes que levantarte para nada.

Ojalá

La comida también es un punto fuerte del restaurante. Tienen mucha variedad en ensaladas, entrantes crujientes como tostadas, comida japonesa, croquetas y entre otros, platos fríos, crujientes, con salsas (calientes y frías) platos muy variados y poco conocidos, los postres son bastante caros en comparación con el resto de platos, puedes cenar bien por entre 10 y 20 euros por persona perfectamente.