Llévame al teatro*

Escrito el 05 de mayo de 2014 por .
1796015_611356268945669_1730942752_o

Tras diez días sin dar descanso a WhatsApp era imprescindible una excusa válida para quedar. Compró 2 entradas y esperó en la Plaza de la Luna (un espanto de hormigón digno de los hombres grises de Momo, por cierto). Teatro de techos altísimos, butacas mullidas: se apagó la luz y comenzó la función. Se empezaron a reír. Sabía que adoraba la música en directo, pero cuando las carcajadas le empezaron a colorear las orejas, comprendió que había acertado más allá de lo previsto.(Orejas que aquella noche descansarían sobre almohada ajena…)

¿Y qué vieron? Los Miércoles no existen en el Teatro Lara. Una dramamia/comedriama inteligente y romántica sobre un grupo de treintañeros, sus relaciones, sus anécdotas y cómo las decisiones más nimias nos afectan con el tiempo. Y lo siento, pero no os voy a contar nada más del argumento, porque como lo está petando y las entradas cuestan lo que copa y media sé que acabaréis cayendo en la tentación.

Dentro de los actores hay caras reconocibles, como Daniel Guzmán (el novio de la pija de Aquí no hay quien viva), aunque cuando salgas del teatro no se te olvidará ninguno de ellos jamás. ¡Qué bien se lo pasan actuando (no, en serio, ¿y encima cobráis?)! Sólo con el buen rollo que dan los actores ya tienes que salir de buen humor. Interaccionan con el público, con su banda de música en directo y evolucionan en las escenas. Si a ello le sumas la originalidad en la puesta en escena, la obra es un valor seguro. Apta para treintañeros presentes, futuros o pasados.

No tienes margen de error. Producciones Off lo ha roto con esta obra de Peris Romano. A estas alturas lo único que te puedo decir es que vayas a verla antes de que la quiten (aunque llevan 3 temporadas y parece que va para largo).

Si quieres saber más mira aquí, y si quieres comprar una entrada pincha aquí. Las fotos son de Ángel Molinero.

*si te ha dicho de quedar a tomar unas cañas en realidad te está pidiendo que le lleves al teatro.