Irreale, especialistas en cerveza artesana

Escrito el Jueves 27 de abril de 2017 por .

Siguiendo la estela hipster global en Madrid, un día, de pronto empezó a pegar fuerte el tema de las cervezas artesanas, y las cervezas no industriales. Y Malasaña, el barrio donde todo lo que pega fuerte agarra bien, no se quedó sin apuntarse a este nuevo furor. Empezaron a surgir locales en los que los amantes de la cerveza podían encontrar nuevas marcas y nuevos sabores para disfrutar. Caray, si hasta se empezaron a fabricar cervezas 100% malasañeras. De entre todos los locales surgidos uno destacó especialmente: el Irrealeel primer pub dedicado exclusivamente a las cervezas artesanales en Madrid.

Irreale, el templo de la cerveza artesana

Irreale empezó su andadura cervecera en la Calle Ballesta allá por el 2011. Al poco tiempo el proyecto creció con la mudanza a la calle Manuela Malasaña 20 (mira cómo se llega en transporte público), donde ganaron en espacio para sus clientes y su repertorio. El Irreale ahora es poseedor de una primera planta en la que hay una generosa barra en la que acomodar su arsenal de grifos y espacio para sus neveras cargadas de botellas. Pero como siempre tienen clientela y las columnas son un poco puñeteras no siempre queda espacio, por lo que la solución es la planta inferior con mesitas bajas en la que poder sentarte. Arriba ambiente animado, abajo tranquilo.

Irreale, el templo de la cerveza artesana

¿Y qué es lo que te puedes encontrar en el Irreale? Pues el gran atractivo es el anteriormente mencionado arsenal de grifos. Irreale tiene ya 16 grifos (empezaron con 6) que dedican a los diferentes tipos de cervezas, desde la mas clásica de trigo hasta una buena negra Stout, combinadas con creaciones de microcervecerías de todo el mundo. Pero no sólo de sus grifos sale la buena cerveza, también de sus neveras. La variedad y la novedad es uno de sus puntos fuertes, así una semana tienen como novedad unas IPAs tropicales, otra tuvieron pale ales con toques de earl grey y cascara de limón, o guardan por ahí unas cervezas berlinesas con frambuesa para los que buscan sabores diferentes. Incluso han pasado por sus vasos cervezas con notas de chocolate, caramelo y café. Atentos a las pizarras con sus elecciones y al consejo de los camareros. Esto es una muestra de lo que le gusta a Irreale rebuscar entre artesanos y microcervecerías de todos los rincones.

Irreale, el templo de la cerveza artesana

Y también se puede comer cosas ricas. Tienen una carta discreta y corta, pero con platos perfectos para compartir con tu bebida. Los bocadillos son la mejor elección, entre los que destacamos el de pastrami con mostaza dulce y pepinillos (7 euros). También tienen entrantes, como fingers de pollo o las patatas rotas con salsa tártara. Incluso primeros platos (salchichas o hamburguesas) y un par de tartas de postre. Y atentos a sus novedades temporales y sus ofertas.

Irreale abre de domingo a miércoles de 18 a 00 horas, los jueves de 18 a 2 de la mañana y los viernes y sábados de 13 horas a 2 de la mañana.