Gymage, terraza con piscina en pleno centro de Madrid

Escrito el Viernes 17 de junio de 2016 por .
Gymage piscina 5

Madre mía la terraza del Gymage.

Tan pronto como acabe esta semana de sobresaltos meteorológicos, las terrazas volverán a ser protagonistas de los planes de ocio madrileños. Son buena opción para una copa entre semana mientras atardece, pero también para tomarse de las tardes del fin de semana con mucha calma, cenar y disfrutar de unas vistas diferentes a las de la ventana de casa.

gymage piscina 4

Madre mía la piscina infinity.

En la cada vez más abundante oferta de azoteas que nos acercan un poco más al cielo de Madrid, Gymage lleva tres años haciéndose un hueco preferente por méritos propios. En el ático de los antiguos Cines Luna, esta terraza acaba de actualizar tanto su decoración como su carta. Desde el mediodía hasta las siete de la tarde se puede tomar el sol, para acabar el día probando sus platos mediterráneos y cerrar la noche con un cóctel.

Gymage  terraza 2

Madre mía los atardeceres.

En los más de 4.000 metros cuadrados del complejo hay espacio para un gimnasio, un área comercial y una academia de baile para profesionales. Pero a nosotros lo que más nos gusta son las pedazo de vistas desde la azotea. Imaginad el enclave, en la esquina de la Plaza Soledad Torres Acosta (o Plaza de la Luna) con la Calle Corredera Baja de San Pablo (mira cómo llegar en transporte público): a esta terraza la rodean edificios antiguos, la entrada a la zona de Malasaña y la cúpula de la iglesia de San Martín. Hacia el lado contrario, las últimas plantas del Edificio España y la Torre Madrid de Plaza España. Y, por supuesto, el atardecer. Imperdible.

Gymage terraza

Madre mía qué vistas.

La terraza está también acondicionada para el invierno, pero para los meses que se acercan interesa más su piscina infinity, sus zonas verdes y su solarium. Y los cócteles, claro. Todo un oasis urbano en pleno centro de Madrid.

Un último dato que nos encanta: ¿os acordáis de que antes hemos hablado del gimnasio? Pues ya tienen en marcha un proyecto para desarrollar un sistema que reutilice la energía que se genera en las cintas de correr para poder usarla en la iluminación de la plaza de la Luna.

Ver Especial cocinas del Mundo