Grill Stop, más hamburguesas en La Latina

Escrito el Miércoles 25 de Abril de 2018 por .

Madrid es tierra de hamburguesas. La Latina no podía escapar a esta tendencia, a pesar de la potente idiosincrasia de sus bares de tapas y pintxos. Un día estábamos por la zona, haciendo tiempo antes de escapar del Big Brother, y decidimos cenar. La hamburguesería más popular de La Latina estaba llena, por lo que decimos probar una que conocíamos de instagram: el Grill Stop. El resultado es que cenamos muy bien y añadimos otra muesca a nuestra lista de buenas hamburguesas en Madrid.

Grill Stop, más hamburguesas en La Latina

Busca su neón.

El Grill Stop está en la Calle de Toledo 51 (mira cómo puedes llegar en transporte público), en un amplio y sencillo local. En él se agrupan mesas de todo tipo, perfectas para grupos variados. Hay mesas altas para los que tienen algo más de prisa, mesas redondas, mesas pequeñas para dos personas, espacio para grandes grupos… La decoración es sencilla, sin muchas estridencias más allá de un par de toques atrevidos. Entras y te sientes a gusto. Una sencillez y una comodidad que se traslada también al servicio: cercano y atento y que te aconseja en todo.

Grill Stop, más hamburguesas en La Latina

A 120 Km/h.

Grill Stop, más hamburguesas en La Latina

La M40.

Las hamburguesas, que es lo importante. Todas tienen nombres que hacen referencia a la conducción. Por su carta pasan la Ceda el Paso, la AP6, la 90 Km/h, la Camino Rural, la Mercancía peligrosa… En nuestra visita probamos tres de ellas. La M30 fue una de ellas, con una buena mezcla de guacamole, champiñones y beicon (10,50 euros). También pasó por la mesa una M40, con la ya indispensable combinación de queso de cabra, cebolla crujiente y cebolla caramelizada (10,50 euros). Y una 120 Km/h, una propuesta algo más contundente (pero no pesada) con aros de cebolla, beicon, salsa BBQ y queso gouda (también 10,50 euros).

Grill Stop, más hamburguesas en La Latina

La M30.

Grill Stop, más hamburguesas en La Latina

Cervezas artesanas, claro.

La carne de las hamburguesas del Grill Stop es de jugosa ternera y viene en unos generosos 220 gramos. El punto nos lo cogieron bien, y su sabor, sin ser espectacular, no fallaba. Los acompañantes no eran pocos, con lo que tienes ante ti una pedazo de hamburguesa. Hamburguesa que puedes duplicar y triplicar sin dejarte demasiado dinero. Es más, tienen un reto de una hamburguesa de 660 gramos que no atacamos porque luego teníamos cosas que hacer. En su carta tienen también hamburguesas de pollo y vegetarianas. Las opciones vienen todas con un pan brioche tostado con semillas. Y vienen acompañadas con un poco de ensalada y unas patatas fritas cuadradas.

Grill Stop, más hamburguesas en La Latina

La tarta de zanahoria.

No probamos ninguno de sus entrantes porque cuando pedimos nos pusieron una tapa de albondiguitas. Pero por allí pasan los tradicionales nachos, las alitas, patatas con chili o con beicon, tiras de pollo o patatas bravas. Lo que si probamos fue uno de sus postres: una generosa porción de su tarta de zanahoria casera (4,50 euros). Perfecta para compartir hasta tres personas. De beber no podían faltar algunas cervezas artesanales de diferentes estilos para que sigas ampliando tus horizontes cerveceros.

Ver Especial cocinas del Mundo