Gorila, un acogedor café en Malasaña para tomar algo a cualquier hora

Escrito el 14 de agosto de 2013 por .

Los bares y los animales se han puesto de moda. Malasaña nos sorprende y enamora con Gorila, un bar que ya de pasadas te llama la atención pues desde su escaparate ves una enorme cabeza de gorila pintada en la pared. Además, sus mesas y sillas de colegio junto con sus sofás te incitan a que entres y pases un buen rato ya sea acompañado por tu pareja, amigos, familia o solo. 

Otro punto a favor, es, que es un bar dog friendlyEs decir, si cierto día estás paseando a tu mascota y te apetece entrar para tomar algo no tienes que dejar a tu mascota fuera. Al Gorila puedes entrar con ella. Algo fantástico, cómodo y, aunque a algunos no estén de acuerdo, es una iniciativa que cada vez mas bares adoptan.

Gorila

Al entrar en el Gorila te encuentras con su decoración genuinamente vintage y sus paredes con enormes fotos. Te encuentras unos sofás altos y bajos con mesas de madera. Y para recordar viejos tiempos: mesas y sillas como de colegio. Con una iluminación cálida, un servicio espléndido y un precio que para la calidad que tiene es  excelente.

Gorila

Aquí en el Gorila tienes tus cuatro comidas. En el desayuno sus ofertas de café con una tostada a elegir (entre tomate y aceite o mantequilla y mermelada) triunfan. También mencionar que sus bagels son una de las recomendaciones de la casa. Tés, infusiones, refrescos, zumo de naranja, Cola Cao.

También bebidas para acompañar una buena tosta. ¡Qué digo! Tostas, de centeno o pan blanco con tomate y aceite, pavo y queso… También puedes tomar una tapita de nachos con una buena y refrescante cerveza. Y para aquellos que prefieren salir de bares mas bien tarde-noche, Gorila es famoso por sus gin tonics, destacando el que lleva una ginebra asturiana «Bones».

Situado en el barrio de Malasaña en la Calle Corredera Baja de San Pablo 47 (mira cómo llegar en transporte público), elGorila te abre sus puertas desde las 10 de la mañana a las 2 de la madrugada.