Enigmatium, restaurante de acertijos, ingenio y humor

Escrito el 14 de febrero de 2010 por .

El pasado fin de semana estuve cenando con los compañeros del trabajo en un sitio muy diferente a lo que viene siendo el restaurante de toda la vida. Ya se sabe, el que no innova está perdido. Se llama Enigmatium y, desde luego, a innovador creo que le ganan pocos.

Enigmatium

La gracia del Enigmatium empieza desde que al hacer la reserva te arriesgas a no saber ni dónde vas a cenar. Solamente te mandan un mensaje con las instrucciones de cómo llegar al sitio y un teléfono de emergencias por si no lo encuentras. Y es que las instrucciones en sí también son un acertijo.

Una vez que llegas allí empieza el espectáculo. Y de aquí no voy a desvelar mucho porque les estropearía la gracia al sitio, pero puedo intrigaros diciendo que habrá acertijos, ingenio, sorpresas, misterios, juegos y mucho humor. Vamos, que el espectáculo está bastante bien y variadito. Quizás se le puede sacar el fallo de que el humor debería ser de otro tipo, pero eso es mi opinión.

La cena del Enigmatium

Y en cuanto a la cena viene un poco la parte mala. Y es que habiendo pagado los 50 euros que cuesta la cena pues me esperaba más de la comida. De primero me pedí risotto, y el plato fue bastante pequeño y muy normalito. Arroz con un poco de queso por encima. El segundo que me pedí fue solomillo con salsa de mostaza y tampoco me convenció del todo. Por último el postre fue un pequeño pedazo de tarta de chocolate, que estaba bastante buena pero escasa.

Como veis el sitio no me acabó de matar, más que nada por la relación calidad-precio. Tampoco es que diga que es una pérdida de dinero, eso sí. Quizás cenando en otro sitio y viendo un espectáculo de 20 euros sale mejor la cosa. Cuidando un poco más la comida ganarían muchos puntos.