Embalse de Picadas

Escrito el Sábado 16 de julio de 2016 por .

Embalse de Picadas (1)

Todo los madrileños (es decir, no todos) conocen el Pantano de San Juan, el embalse que con los años se ha convertido en la oficiosa playa de MadridUn remanso de agua fresca en el que combatir el calor estival y en el que disfrutar de juegos y chapuzones entre merendolas y baños de sol. Pero lo que no muchos madrileños saben es que a pocos kilómetros del pantano se encuentra el Área Recreativa del Embalse de Picadas, un remanso verde en el comienzo de la Sierra de Gredos, entre los municipios de Pelayos de la Presa y Navas del Rey.

Embalse de Picadas (2)

Esta zona natural de las Picadas, una profunda garganta del Río Alberche convertida en embalse en los años 50, se ha convertido en un espacio perfecto para el disfrute de los fines de semana tanto para los más pachorras como para los más activos e inquietos. Porque sus orillas, junto al viaducto de la carretera M501, se puede disfrutar de un bañito libre en las frescas aguas del Alberche. Decimos libre porque no es una zona vigilada. Además, en una de las orillas (la más cercana a Pelayos de la Presa) está el área de La Depuradora, donde se pueden encontrar mesas, contenedores y fuentes. Esta es la mejor zona, además, para acceder al agua y darse un chapuzón. En la orilla contraria, la de la Colonia de San Juan, tenemos unos cuantos restaurantes a los que poder ir.

Embalse de Picadas (3)

Pero como decimos, el Embalse de Picadas es un lugar propicio para los que necesiten estar activos y en movimiento. Aparte de los nadadores, el agua lo ocupan numerosos remeros y piragüistas que se aprovechan de los 8 kilómetros de longitud del embalse. De estas aguas también se aprovechan los pescadores, que tienen diferentes puntos a lo largo de las orillas del embalse para intentar pescar carpas, truchas, barbos o siluros. ¿Y si no te gusta el agua? No te preocupes, que puedes disfrutar de un día de senderismo a la sombra de los numerosos pinos de la zona. O puedes aprovecharte de la Vía Verde que comienza en la orilla oeste (la de Pelayos de la Presa) y que, a lo largo de casi 15 kilómetros, te permite dar un paseo por la zona. En esta Vía Verde, que sigue el trazado del antiguo Ferrocarril del Tiétar, discurre por ambas orillas del embalse y lo cruza por un viaducto y es apta para recorrerla en bicicleta de montaña.

Embalse de Picadas (4)

Para orientaros mejor, en este enlace podéis ver la zona y planear cómo llegar.

Las fotografías son de Alfonsopinel en Panoramio

Ver Especial cocinas del Mundo