El Tigre, el bar de tapas más popular de Madrid

Escrito el 08 de Marzo de 2019 por .

La Sidrería El Tigre es uno de los locales más populares de Madrid. Es, matizando, uno de los bares de tapas más conocidos y frecuentados por madrileños y no madrileños. Porque El Tigre aparece algunas guías turísticas y en muchas webs para erasmus y expats como una de esas recomendaciones imprescindibles para sumergirse en el tapeo madrileño. El tapeo canalla y de batalla de llenarte el estómago con las abundantes tapas caseras gratis que te pondrán con tu caña.

El Tigre

La fórmula de El Tigre, huelga explicarla demasiado, es la de tapas y más tapas con las bebidas. Croquetas, tapas de jamón, queso, lacón, lomo, panceta o chorizo. También patatas bravas, tortilla o paella. Incluso alitas de pollo o champiñones. Todo eso gratis con cañas sobre los 2,50 euros y jarras de medio litro por unos 5 o 6 euros. También podrás pedir otras bebidas como sidra, vino o mojitos. Mucho pan a veces, pero dentro de lo tolerable. Y los camareros cargando con las enormes bandejas de tapas, haciendo casi malabarismos, son un espectáculo. Además, mantienen un increíble buen humor para el ajetreo diario que llevan y si te los ganas triunfarás.

El Tigre

Tres nada tristes El Tigre

Hace años, la Sidrería El Tigre era el bar de tapas más popular de Madrid. Ahora, son los tres bares de tapas más populares de Madrid. Porque tal es su éxito que han conseguido expandir su idea por las calles cercanas. El local primigenio, la barra de la que salieron todas las tapas caseras, se mantiene impasible al cambio constante de Chueca en la Calle Infantas 30 (mira cómo llegar en transporte público). Recuerdo haber entrado en 2007 y en 2019 y sentir todo exactamente igual. Las mismas paredes de ladrillo, las mismas cabezas de ciervo y jabalí, las mismas barras de madera en las paredes para apoyar las tapas.

El Tigre

El segundo cartel colorado de El Tigre apareció en la Calle Hortaleza 23 (cómo llegar). Es un local que, tras su primer pasillo, es algo más espacioso. Tiene un interesante salón que siempre se llena y es un pelín ruidoso. Pero donde si tienes suerte puedes hasta sentarte a una mesa. El tercer nada triste El Tigre está también en la Calle Infantas, en el 23 (cómo llegar), en lo que en su día fue La Pantera Rosa del Rayo. Un local que no es un pasillo y en el que tendrás que pelear por conseguir un tonel que te sirva de mesa. Si consigues una de sus sillas altas es probable que te pases allí largas horas.