El Restaurante Vegetariano, así, sin más

Escrito el 04 de julio de 2011 por .

Así se llama el local, El Restaurante Vegetariano. Más claro de qué va el tema imposible. Otro restaurante vegetariano en el que hemos estado, y que nos ha gustado. Y bastante, la verdad. Porque es un vegetariano sencillo, normal, sin flñorituras, sin modas nuevas, pero en el que comes bien, es bonito, se está muy a gusto y te darán ganas de volver. Porque, además, no es caro, algo que siempre es interesante.

De nuevo comí allí llevado por las redactoras de la Guía Metrópoli Comer y Beber en Madrid, porque si no de qué me iba yo a cruzar Madrid para comer en un vegetariano. Pero ellas me dijeron que sí, que se come bien, que verás como el sitio está bien. Y yo me fío de su criterio (y bien que hice). El Restaurante Vegetariano está en la calle de Santiago, número 9. Una de esas pequeñas calles que hay entre Arenal-Ópera y la calle Mayor, que sabes que están ahí, pero que a lo mejor no frecuentas todo lo que deberías. Y es una pena, porque es una calle bastante bonita, sencilla, muy castiza, con su plazita y su iglesia al fondo y sus locales con terrazas, donde pasar una buena tarde de verano.

El local es pequeñito, apenas unas seis o siete mesas, algunas de ellas para dos personas. Un lugar recogido y sencillo, de blancas paredes y altos techos. En verano, con la terraza es más sencillo conseguir sitio, pero en invierno es un local de reserva casi obligada, por si acaso. Porque es barato, y se come bien. El menú del día, a lo que íbamos, cuesta 11 euros, con sus dos platos, postre y bebida, lo usual. Yo elegí el revuelto de champiñón (normal, sin más, es difícil sobresalir en este plato), los rigatoni con espinacas, salsa de tomate y parmesano (bastante ricos, y en una cantidad decente) y el batido de kéfir y plátano en el postre (arriesgué porque no sabía que era el kéfir, pero me sorprendí de lo rico que estaba). El resto también probaron el gazpacho, el hojaldre relleno de verduras al curry con leche de coco y frutos secos y la ensalada de lentejas con queso de cabra, pimientos y vinagre de módena. Y todos salimos bien comidos, y bien felices.

Aparte, en la carta del local se pueden encontrar platos como la lasagna de verduras asadas con dos pestos (11,50 €), el hummus con tomate, piñones y pan de pita (7,50 €) o las croquetas de espinacas con pasas, almendras y parmesano (11 €). Además de ensaladas, cremas de verduras y arroces varios. En fin, que es un sitio que podría recomendar tranquilamente si alguien busca un restaurante vegetariano donde comer bien.

 

  • El Restaurante Vegetariano
  • Santiago, 9
  • Ópera / Sol