El Real Madrid a por la Final Four

Escrito el 15 de abril de 2014 por .
rudy_olympiacos

La Euroliga, la máxima competición continental de baloncesto, ha llegado a su tramo final, y ahora es cuando llega lo más interesante.

Ya se conocen los emparejamientos resultantes del Top 16 de la Euroliga de baloncesto. Unos cuartos de final en los que volveremos a ver un representante madrileño. Y será ni más ni menos que el equipo que realiza el mejor baloncesto actual de toda Europa, el Real Madrid. El actual subcampeón luchará por hacerse de nuevo un hueco en la gran Final Four, que este año se celebrará en Milán. El conjunto de Pablo Laso quiere rematar el espectacular año que están realizando alzándose de nuevo por fin con este trofeo que lleva dos años resistiéndosele. Toda la temporada suena a despedida de la gran joya del baloncesto español actual, Nikola Mirotic, que presumiblemente emprenderá rumbo a la NBA, y lo quiere hacer confirmándose como el mejor jugador de Europa. La compañía de jugadores como el Chacho, Felipe Reyes, Llull o Rudy Fernández ayudará en la tarea, que no por ello dejará de ser muy complicada.

El Real Madrid sufrió el viernes su tercera derrota de la temporada contra el Zalgiris Kaunas, lo que unido al resto de resultados de la jornada le deparó un rival lleno de interés. Los griegos del Olympiacos, comandados por el gran Spanoulis, se encontrarán de nuevo en el camino blanco. Tras la derrota ante los del Pireo el año pasado en la Final Four, el Real Madrid buscará la revancha y el pase a la Final Four que le podría enfrentar, además, con el Barcelona. Aunque el Madrid viene con problemas como la lesión de Jaycee Carroll o los últimos partidos a menor tono, siguen siendo hoy por hoy los mejores del continente, y qué mejor que demostrarlo contra los actuales campeones.

La cita arranca hoy 15 de abril en el Palacio de los Deportes a las 21 horas, y tendremos el segundo partido de la serie este jueves a las 19 horas. Dos partidos con entradas algo más caras, desde los 30 euros, pero que dan la oportunidad de ver uno de los mejores partidos de baloncesto que se pueden ver ya no sólo en Europa, sino en todo el mundo. Oportunidades así no hay que dejarlas pasar, porque ojalá no haya que llegar al quinto partido de la eliminatoria.