El Real Jardín Botánico de Madrid

Escrito el Sábado 10 de agosto de 2013 por .

9379294768_9dc1680e88_b

Una de las mejores cosas que tiene la almendra central de Madrid, y que está poco promovida para lo que es, es el Real Jardín Botánico de Madrid, situado en el Paseo del Prado, entre Atocha y el Museo del Prado. Es un precioso rincón verde que quizás se vea eclipsado por el Parque del Retiro, y que quizás aleje a algunos posibles visitantes casuales porque no es de acceso gratuito. Sin embargo, es un pulmoncito verde perfecto para esquivar el ruido de la ciudad y sumergirse entre las miles de diferentes especies vegetales que lo pueblan.

9376534423_431417e48c_b

El Real Jardín Botánico de Madrid lleva en su ubicación actual del Paseo del Prado desde el año 1781, cuando Carlos III decidió trasladarlo desde la zona del Manzanares, donde se ubicaba. Juan de Villanueva y Francesco Sabatini, dos de los favoritos del Rey Alcalde, diseñaron un trazado escalonado en diferentes terrazas: Terraza de los Cuadros, Terraza de las Escuelas Botánicas y Terraza del Plano de la Flor. Las dos primeras mantienen el estilo ilustrado oirginal, mientras que la última se remodeló bajo la moda del paisajismo romántico victoriano. En 2005 se amplió el recinto con la Terraza de los Laureles. Otros atractivos del Jardín Botánico son sus puertas de acceso (la del Rey y la de Murillo) o el Pabellón de Villanueva, que acoge herbarios, una biblioteca y aulas de enseñanza.

9379339506_80422e7e04_b

Sin embargo, lo que prima en el Jardín es lo vegetal, no debería ser de otra manera. En la Terraza de los Cuadros, la más grande de todas, destacan las plantas ornamentales, medicinales, rosales antiguos, aromáticas y de huerta y frutales. En la Terraza de las Escuelas Botánicas se puede recorrer la evolución del reino vegetal desde las plantas más antiguas a las más evolucionadas. En la Terraza del Plano de la Flor, en torno al estanque central que homenajea a Linneo hay árboles y arbustos de todo tipo y dos invernaderos, uno para plantas tropicales y acuáticas, y otro que recrea tres ambientes diferentes: el tropical, el templado y el desértico. En la más reciente y desconocida Terraza de los Laureles está la colección de bonsais, y es una zona con buenas vistas de todo el Jardín.

9376562115_35c5837cef_b

Al Real Jardín Botánico se accede por la Plaza de Murillo, junto al Museo del Prado. Está abierto todos los días y abre desde las 10 de la mañana hasta las 18 horas (enero, febrero, noviembre y diciembre), las 19 (marzo y octubre), las 20 (septiembre) o las 21 horas (mayo, junio, julio y agosto). La entrada general cuesta 3 euros, con carnet de estudiante 1,50 y 0,75 euros para grupos de más de 10 personas. Gratis para mayores de 65 y menores de 10, y miembros del CSIC.

El set de fotos completo aquí.

9379356274_e62db225e0_b