Disfrutemos del sol

Escrito el 25 de junio de 2013 por .

Hace calor, y con estas temperaturas no apetece salir de casa. No obstante, en el barrio de Malasaña a un buen precio-calidad puedes disfrutar de un buen helado o sorbete casero italiano que hará que quieras salir de casa para disfrutar de un paseo madrileño con amigos, en pareja, familia, sólo o con tu mascota.

Estos sorbetes y helados se caracterizan por ser bajos en grasa. Los sorbetes y los helados por tener un 6-10%, además de tener los sabores tradicionales como pueden ser chocolate, nata, dulce de leche, vainilla, limón… Tienen algunos muy originales y mas fresquitos como zanahoria y naranja, maracuýa, yogurt natural… ¿Y ya está? Pues no, con estos manjares cremosos puedes echarles el toping que tu quieras y la cantidad que desees. ¿Cómo? La cosa es así: pides el tamaño de la tarrina que quieras (pequeña, mediana, grande o en tulipa, una cesta de barquillo ligera), después eliges el sabor de tu helado o sorbete (sabor o sabores), luego los topings que quieras. Entre estos tienes una amplia variedad de frutos secos (nueces de macadamia, avellanas, cookies, pipas peladas, nueces caramelizadas, anacardos…), mermeladas caseras como la de naranja con cava, miel, coco en polvo, trozos de fruta y, para los golosos, chocolate. Y para terminar cogen uno de los topings con uno de los sorbetes o helados y en una plancha de hielo te lo mezclan. Así con ambos sabores y ¡listo!, ya tienes un helado, sano, cremoso y ligero postre que tomar como aperitivo o merienda.

mistura

En la calle Augusto Figueroa 4 (Metro Chueca) se encuentra Mistura Handcrafted Ice Cream, este pequeño local decorado con un estilo vintage, en el que puedes quedarte en una de sus barras con tu portátil ya que dispone de wifi. El baño impecable como el local. El servicio increíble: sus dueños Carmelo y Carlos son amables, educados y atentos. El Precio-Calidad indudablemente muy bueno: la tarrina pequeña son 2,60€.

Disfruta del sol y di adiós a tu casa durante unas horas para pasear por Madrid en compañía de un buen helado.