Clue Hunter Madrid

Escrito el 09 de mayo de 2016 por .

Ya sabéis que en esta web nos encantan los juegos de escape. Os hemos hablado ya de Parapark, Exit, EXIT/La Salida y de Fox in a Box, pero no perdemos oportunidad de seguir probando nuevas salas y tramas para contaros más sobre esta forma de ocio que se está poniendo muy de moda en nuestra ciudad.

Clue Hunter, en la calle Juanelo 13 (mira cómo llegar en transporte público), se une desde hoy mismo a la cada vez más numerosa familia de las salas de escape de Madrid. En la primera trama que ofrecen a los que se atrevan con ella, somos un inocente grupo de excursionistas que, sin comerlo ni beberlo, acaba en el sótano de un secuestrador en una casa perdida en el bosque. Nuestro captor se marcha a hacer la compra y tenemos una hora para escapar si queremos volver a ver la luz del sol.

ClueHunter1

Dentro del sótano, encontramos llaves, candados, puertas, acertijos y una pantalla con el tiempo que nos queda para resolver el juego. Como en todos los juegos de este tipo, no hace falta ninguna habilidad física especial ni conocimientos avanzados, solamente lógica y cooperación con nuestros compañeros. Y, por qué no decirlo, alguna pista por parte de los másters del juego, que son más benévolos que el secuestrador y están atentos vigilando para que los equipos no se despisten demasiado.

Un equipo que, por cierto, puede ser de 2 a 5 personas. Si sois más, no os preocupéis, porque podéis hacer dos equipos (de hasta cinco personas cada uno) y enfrentaros en sus salas gemelas por ver quién consigue salir airoso de los mismos retos en menos tiempo.

ClueHunter

Como os contábamos al principio, Clue Hunter Madrid abre su local esta semana (ya tienen experiencia en otras ciudades como Barcelona, Valencia o Zaragoza) y se presentan al público madrileño con un precio especial de lanzamiento: 50 euros por equipo durante mayo y junio. A partir de julio, serán 60 euros por equipo. Están abiertos de lunes a domingo de 10 a 22 horas, así que seguro que encontráis alguna franja horaria que os venga bien.

Un plan estupendo para grupos de amigos, pero también para familias aventureras o para una salida con los compañeros de trabajo. No importa que consigáis salir de la sala a tiempo o que agotéis la hora y el secuestrador venga a por vosotros, la adrenalina está asegurada.