Bolero Meatballs, atrévete a comer sus bolas

Escrito el 27 de agosto de 2019 por .

Bolero Meatballs es uno de los nombres que más tiempo llevábamos queriendo probar. Les teníamos apuntados en nuestra lista de restaurantes a conocer. Aprovechando, de camino a un concierto en la Joy Eslava por fin decidí conocerles. Y así maté dos pájaros de un tiro con un conciertazo y con una cena muy rica, original y a buen precio. Más tarde regrese a su pequeño local de la Calle de las Conchas 4 para repetir y variar.

Aunque variación, lo que se dice variación, en el Bolero Meatballs realmente no hay mucha. Aquí hacen albóndigas y poco más. La clave es que las hacen bien buenas y con toques originales. Les comes las bolas con ganas, tomando su lema. Porque han decidido no variar mucho en su carta para no diluirse como mantequilla untada sobre demasiado pan. Su carta la protagonizan cuatro tipos de albóndigas: las de la abuela de ternera, ajo y perejil con salsa de tomate y verduras guisadas; las orientales de cerdo con cilantro (no mucho) y jengibre en salsa de coco y cacahuete; Chick&Parm de pollo al parmesano en salsa de champiñón (toquecito picante); y veganas de quinoa, tofu, setas y cebolla caramelizada.

Bolero Meatballs
Bolero Meatballs

Después de elegir qué albóndiga te apetece tendrás que decidir cómo te apetece. ¿Te atreves a hacerte un Joey Tribbiani y comértelas en bocadillo? Si eliges el bocadillo de albóndigas estarás pidiendo lo que les ha dado fama: un generoso pan cargado con tres o cuatro de sus bolas, según el tamaño elegido (5,20 euros el mediano, 6,50 euros el grande). El pan brioche que usan es un soporte de calidad, no se desmigaja y aguanta bien. Y lleva un toquecito de queso fundido. Y si quieres compleméntalo con algunos de sus extras: cebolla caramelizada, pesto casero, bacon jam, huevo o más albóndigas.

Bolero Meatballs
Bolero Meatballs

Bolero Meatballs también al plato

O podrás optar por tomar las albóndigas del Bolero Meatballs al plato. Una opción más segura. Aquí podrás elegir entre la media ración con tres albóndigas (4 euros) o la ración completa que te dará seis albóndigas del sabor, o sabores, que tú quieras (por 8 euros). Por ejemplo, yo combiné sus Chick&Parm con las Orientales. Como frontera entre sus sabores elegí una guarnición de arroz con la que disfrutar de sus salsas caseras (2,50 euros). O si quieres elige sus patatas gajo por 2,50 euros o su ensalada del día por 3 euros. Estas guarniciones también las podrás pedir con el bocadillo.

Unas pocas cosas más. Si estás de vermuth o quieres picar algo pero no llenarte pide una de sus tapas con una albóndiga a tu elección. Si vas de valiente, prueba su salsa ultrapicante. Para beber tendrás unas cuantas cervezas artesanas y de importación para elegir aparte de las bebidas habituales. Y si quieres postre, tienen un brownie casero que tiene buenísima pinta (4,50 euros). Si te atoras con lo que puedes pedir, o qué te va a gustar, pregúntales que son súper majos.