Baobab, el sabor de Senegal en Madrid

Escrito el Viernes 10 de julio de 2015 por .
Baobab

Fotografía del Baobab por r2hox en Flickr.

El Restaurante Baobab destaca nada más entrar a la Plaza Nelson Mandela de Lavapiés, con su fachada blanca y su gran baobab (un árbol enorme y típico de los paisajes africanos) pintado vigilando la terraza de mesas metálicas. Ninguno de los comensales sabíamos mucho de comida africana, pero tocaba pasar de la costa mediterránea y la gastronomía árabe y adentrarnos en el continente para llegar hasta Senegal.

La carta es sencilla, apenas diez platos, pero va directa a las bases de la comida senegalesa: arroz y cuscús con diferentes carnes y pescados marinados y, como ingrediente que marca la diferencia, el uso del cacahuete para ciertas salsas. Algunos platos no estaban disponibles ese día, pero al final nos acabamos decantando por un riquísimo Thiebou Yapp (arroz senegalés, de grano pequeño, con carne muy jugosa y verduras) y un Thiere (cuscús negro con verduras y salsa de cacahuete).

Baobab2

Fotografía del Thiebou Yapp por Raynira López en Facebook.

El sabor era buenísimo, muy intenso sin llegar a ser picante, con una importante presencia de especias. Como opinión personal, mejor el arroz que el cuscús. Pese a eso, si os gusta la idea de la salsa de cacahuete, tenéis el equivalente con arroz en otro plato llamado Mafe.

Lo mejor del Baobab es, sin duda, la relación calidad-cantidad-precio: la mayoría de los platos cuestan 7 euros y son raciones muy generosas; hay que ir con mucha hambre para acabárselo entero. Con dos platos comen tres sin ningún apuro. De hecho, es buena idea pedir varios para compartir y así no saturarse con un solo sabor. Sumando la bebida, el precio final rondó los 8 euros por cabeza, por lo que es una opción estupenda para probar una comida muy diferente en pleno centro de Madrid.

Si os animáis a ir, ojo con la hora punta, pues es un local popular en la zona y se llena rápidamente pese a que la decoración interior no es nada especial y al calor que hace en la terraza. Los camareros se toman su tiempo, así que es un buen lugar para llegar sin prisa y sentarse a probar algo nuevo con vistas al bullicio y la energía de Lavapiés.

¿Dónde? Calle de los Cabestreros 1. Hay varias estaciones cercanas y con Citymapper podrás palnificar cuál te viene mejor.

Ver Especial cocinas del Mundo