Así será BiciMAD

Escrito el 11 de abril de 2014 por .
NYC Bike Sharing

BiciMAD es el definitivo nombre del sistema público de alquiler de bicicletas de la ciudad de Madrid. Una nueva modalidad de transporte que podremos empezar a usar en mayo, si nada se vuelve a torcer. De momento no sabemos de nadie que lo haya podido probar, ni lo hemos visto siquiera por la ciudad, pero parece que ya no hay vuelta atrás y Madrid, con varios años de retraso, entrará en la lista de grandes ciudades ciclistas.

De momento se sabe que el nuevo BiciMAD tendrá 1.560 bicicletas a disposición de los usuarios, repartidas en 120 estaciones situadas dentro de la almendra central de la ciudad, con más de 3.000 anclajes para los vehículos. La empresa Bonopark, finalmente la elegida para la concesión, llevaba como bandera la bicicleta eléctrica, y de este tipo serán las madrileñas. Una idea basada en ahorrar el sobre esfuerzo de las cuestas y dotar a la ciudad de un sistema más puntero. BiciMAD funcionará las 24 horas de los 365 días del año, y tendremos a nuestra disposición aplicaciones móviles y una web para la consulta del sistema y las rutas que queramos hacer. Hasta aquí todo bien.


Ver BiciMAD en un mapa más grande

El problema de BiciMAD llega con las tarifas. Según los datos que se tienen hasta el momento, el uso en Madrid nunca será gratuito, como pasa con la mayoría de las ciudades, y ya desde el primer minuto habrá que pagar. Antes habrá que inscribirse en el sistema por 15 euros si se tiene abono transporte o 25 si no se tiene. Los turistas podrán tener una hora de bici por 2 euros. Su idea es fomentar el uso ocasional de la bicicleta, pero con incentivos para los que cojan bicicletas en las estaciones más saturadas. Las tarifas serán, según se contemplaban en las condiciones del contrato:

  • 0 a 30 minutos = 0,50 euros.
  • 31 a 60 minutos = 1,10 euros.
  • 61 a 90 minutos = 1,70 euros.
  • 91 a 120 minutos = 2,30 euros.
  • A partir de los 120 minutos, la hora adicional 4 euros.

Aquí habrá un problema que no sabemos si marcará el futuro del proyecto. Los madrileños tendremos una cuota anual más baja que en otras ciudades (tampoco tantísimo), pero por contra pagaremos siempre. En el resto de grandes ciudades, como podéis ver en la tabla inferior, los sistemas públicos ofrecen siempre un periodo gratuito a los usuarios que va de los 30 a los 45 minutos, incluso de varias horas. Es el sistema que ha demostrado eficacia a la hora de enganchar a los usuarios, y no se comprende que en Madrid no se implante. Como podéis ver, sólo Roma y Madrid no ofrecen tiempo gratuito. París, Londres, Nueva York, Berlín, Viena, Dublín, Estocolmo, Copenhague, Bruselas, Barcelona o Sevilla sí. Y sin un patrocinador, no sabemos si por falta de ofertas o por iniciativa propia, que ayude al sistema a mantener siquiera un ritmo de expansión por la ciudad. Mala pinta tiene el asunto.