Alta Burgersía para todos los públicos

Escrito el Lunes 07 de noviembre de 2016 por .

 

alta-burgersia-1-copia

Jueves por la noche. Dos de los mejores comedores de hamburguesas de la prolífica cantera de MadridFree se reúnen dispuestos a probar las famosas hamburguesas de Alta Burgersía y, de paso, conocer alguno de los nuevos platos de la carta. Porque en el gourmet bar donde señores con monóculo ávidos de hamburguesas van a deleitarse no quieren sestear y que la dura competencia madrileña les adelante. Y para eso hay que seguir adelante siempre. Mira que nos gusta esta lucha hamburguesera.

alta-burgersia-10

Combo de entrantes. Las samosas, muy bien.

Nada más empezar, con las bebidas nos empezaron a ganar. En los refrescos botella de cristal de 350 ml, que siempre gusta. Y en lo alcohólico varias cervezas de distintos países, entra las que nos decidimos por una Hitachino Nest japonesa. Bien rica. Como entrantes pudimos probar una selección variada entre los que se encontraban las aros de cebolla, las croquetas caseras de boletus, los fingers de pollo, el falafel y las samosas vegetarianas con salsa de mango. Éstas últimas estaban especialmente ricas y destacaban entre sus acompañantes.

alta-burgersia-3

Y te la dieron con queso.

Y llegamos a la parte buena de la noche: las hamburguesas, unas de las que más nos gustan de la capital. Siendo un amante del queso como soy no podía irme de allí sin probar la riquísima Y te la dieron con queso (12,25 euros la de 150 gramos). Una combinación de queso manchego, queso azul, cheddar y gouda haciendo con cada bocado una hamburguesa distinta dependiendo de la proporción de cada uno en ese punto. Además, muy, muy rica y muy jugosa la carne (y eso siempre suma muchos puntos). También probamos Le Petit Mort (11,90 euros la de 200 gramos), una delicia en la que la siempre atractiva combinación de foie y salsa de arándanos no falla. Y estas son sólo dos de las veinte combinaciones que ofrecen en su nueva carta, imaginad lo que nos costó decidirnos.

alta-burgersia-6

Le Petit Mort.

Acompañando a las hamburguesas, como siempre, su poquito de ensalada de col para ser un poco más sanos y su acompañante. Nosotros elegimos las patatas fritas caseras, la elección que nunca falla, y las patata asadas. Para terminar, los postres. Nos vinimos un poco arriba y decidimos atacar a uno por cabeza, con lo que nos pedimos un generoso pedazo de tarta red velvet y otro no menos dulce de carrot cake. Cada uno por unos 4 euros, remates perfectos.

alta-burgersia-8

Una red velvet y, al fondo, un carrot cake.

Como postdata tenemos que avisarles a Alta Burgersía que nos quedamos con ganas de probar una de sus novedades que ya están consiguiendo buena fama, el The Grand Nachos. Volveremos a por vosotros, avisados estáis. Recordad que les tenés en la Plaza de Matute 5, y aquí puedes ver cómo llegar.

Ver Especial cocinas del Mundo