Acquolina, el mejor helado de mango de Madrid

Escrito el Miércoles 13 de julio de 2016 por .

Acquolina (4)

Madrid en verano puede ser un infierno, o el lugar más dulce si sabes a donde ir a refugiarte. En la Plaza del Dos de Mayo, en una pequeña esquina camuflada tras toldos azules, está Acquolina (concretamente en la Calle de Velarde 17, mira cómo se llega desde cualquier punto de Madrid), la que es probablemente una de las heladerías top 3 de la capital. Sin duda alguna es, hasta que se demuestre lo contrario, la que fabrica el mejor helado de mango de todo Madrid.

¿Por qué es el mejor helado de mango? Os voy a contar mi teoría heladera a raíz del vídeo de cómo reconocer antihelados (“helados trol”, “horror de hielo”, “colorante bajo cero” o como queráis llamarlo) de El Comidista. El manjar naranja en cuestión es compacto, sedoso y sabe a mango de verdad, no a colonia de supermercado. Puedo prometer y prometo que el helado de mango del Acquolina sabe a la gotita de jugo que se te escurre por la mano cuando te comes pasionalmente un mango. Igual pero sin hilillos entre los dientes.

Acquolina (2)

Ahora, ¿cuál es el problema de que este en particular esté tan rico? Que no probamos ninguno otro. No hay chocolate, melón o yogur con frambuesa que cambie la idea que llevamos. No hay tarta de chocolate, wafle o crepe en el menú que consiga que le digamos al camarero guapo del lugar qué es lo que queremos. Si alguien, de hecho, consigue probar algo diferente que me lo comunique, por ir sobre seguro.

El local mantiene la tradición heladera italiana: ellos retiran a mano las semillas de vainilla, cortan cáscaras de limón y rompen ramas de canela para preparar su leche merengada. Así, la horchata la elaboran a diario con chufa de Alboraya, el pistacho proviene de Bronte (en Sicilia), las avellanas de la región de Piamonte, el helado de café se prepara con expreso italiano, los sorbetes y granizados carecen de siropes, polvos o concentrados. Son, en sus propias palabras, una heladería italiana artesana de sabores limpios, equilibrados, y cremosos.

Y quieren ser, con mucho amor y buena mano, tu helado en Madrid. Cotillea sus helados en su Facebook. Las fotos de este post son de ahí:

Acquolina (3)